domingo, 8 de junio de 2014

Aquello que, no se conoce, no se debiera temer.

                                        Rebelde, incluso, “después” de después.
   ¡Qué surte!
  Haber llegado a viejo,
Y mucha más dicha,
Sin demasiados años,
  Poder caminar,
Tener la mente despejada,
  Después de tanto,
    Llorar y reír,
Mejor, regular o peor,
Esta corta vida, vivir.
 ……
 ¡Qué gran fortuna!
Continuar siendo rebelde.
       … 
De-ahora-en adelante,
Esperar, paciente, muy paciente
A la que-seguro-vendrá
 Que llaman guadaña o muerte.
 ¡Acá la espero!
 Verla cara a cara,
 Frente a frente.
  ----
¡Cómo nunca la vi!
Será una sorpresa,
¿Fría o caliente?
¡Qué más da!
Pues se trata de cuestión,
Muy vulgar, bastante corriente.
..
 En cualquier caso,
¿Y por qué no?
 ¿Peor o mejor?
  ¿Quizás?
Algo más a sumar,
A mi-ya-mucha suerte.
     ………
Cuándo esta desconocida, 
   Se presente,
Mirarla a la cara,
Hablarle seriamente,
Saludar con educación,
  Ya que lo cortés,
  No quita lo valiente.
...
   ¿Cómo estás?
          Y
 Aunque resulte obvio,
 Fijándome en sus ojos,
 Con una leve sonrisa,
   Además, diré:
 Con voz, no baja,
Tampoco, nada fuerte:
    ¿Quién eres?
 Aunque me han hablado,
 Mucho, muchísimo de vos,
   ¡No te reconozco!
  ¡Pero, ya que estás aquí!
   ¿Vienes a por mí?
 .....
Conteste lo que conteste,
  Sin alterarme, alegaré:
 ¡De marchar, ni hablar!
    Y menos, contigo ir, 
       ¿Sí eres capaz?
 ¡Remátame, totalmente!
    Y no te descuides,
    ¡Sí, de verdad!
     Voy a morir,
  ¡Ello-será-matando!
 Hasta el final luchando,     
  Tratar de acabar,
Con tú extraña existencia.
   ……..
  Este insignificante
Evento, relato o cuento,
 Camino del más allá,
Según vaya transcurriendo,
   Minuto a minuto,
Esté vivo o  muerto,
 Siempre, por siempre,
       Incluso,
Después de después,
   Lo escribiré
 Todo o casi todo,
En rabioso directo.   

Prohibido morir,  no "pasar" al "más allá" sin resistir, es decir, rebelde hasta "después" de después.

No hay comentarios:

Publicar un comentario