domingo, 12 de enero de 2014

Transitar, cambiar forma de actuar, de ser.



El “amigo” de mi “amigo” peruano

Hace unos días,  comentaba:
¿Para qué-tanto-especular?
          En operativa de  mercados y demás
                   ¿Por qué no?
        Convertir,  transferir o trascender,
             Tus experiencias,
         Poco o mucho, saber hacer,
        A otras actividades para así
           Mejor obtener resultados
             Con los que,
        En este mundo conseguir,
          Pudiera  llegar- a ser,
          Para tus descendientes
          Un lugar más habitable.
..
¡No puedo! ¡No es posible!
       Le contesté:
  Lo  que aconsejas,
  ¡No es real!
….
        Es más,
 ¡Estas-muy-errado!
       Ya que,
A mi avanzada edad,
Yno podrá ser.
....
    Algún día,
¿Creo que llegarás?
       Al menos,
A medio o casi "aprehender",
    En su sentido estricto esto,
          Es decir,
Mucho mejor conocer.
….
  Acabo de comentar,
  Qué soy-muy-egoísta
  Para con la familia,
  ¡No lo puedo evitar!
.....
 ¿Qué le voy hacer?
      No puedo ir,
Por-ningún-otro camino,
   De ninguna manera,
Caminar contra  la voluntad.

Otras referencias:
(*) El arte de envejecer. Arthur  Schopenhauer. Alianza Editorial, S.A., Madrid, 2010. Alianza editorial. El libro de bolsillo:  (*1) Página 92, apartado 88,  (*2) Página 100, apartado 102,  (*3)  Página 107, apartado 119,  (*4)  Página 107, apartado 120. 
(*1) “No hay nadie digno de ser envidiado, pero sí son incontables aquellos de quienes quejarse”.  (*2) “Tan pronto uno habla de dios, no sabe de que está hablando”. (*3) “Aquello que se opone al hecho de llegar a ser inteligente y sabio es, entre otras cosas, la brevedad de la vida: cada 30 años viene una nueva generación que no sabe nada y que tiene que comenzar de cero”.  (*4) “Quien crea que la existencia se limita a su vida actual se tiene a sí mismo por una nada animada: pues hace 30 años no era nada y a partir de los 30 años vuelve a ser una nada.”

No hay comentarios:

Publicar un comentario