domingo, 29 de abril de 2012

El señor que nos visita, ya nada le asombra

¿El Señor que nos visita?
Se trata ni menos ni más:
Que un simple charlatán:
Muy poderoso y rico es
Tanto como el que más
Persona muy influyente:
La máxima autoridad.
¿Sí lo anterior es así?,
¿Qué hacen los demás?
Muy poco: 
Rezar y rezar:
   Al final: Amén.
   -Nada más-
Al Señor que nos visita:
¿Podría preguntarle?
  Sí tiene en cuenta:
Nuestra triste realidad,
 Si a pesar de todo ello:
¿Concilia bien el sueño?
En este mundo nuestro:
De Miseria y calamidad:
En buena parte de él:
Mueren miles personas:
Fallecen por no disponer:
De agua ni pan suficiente
Para-algo poder-comer.
A este lado del mundo:
La moderna sociedad,
Con su hipocresía letal:
Es un perfecto cenagal,
Por fuera muy aseada,
Por dentro un barrizal.
Al otro lado del mundo:
Cada día que transcurre,
Muchos lo pasan fatal,
¿Falta de ayuda quizás?
¿Es posible esto hoy?
Con tanta modernidad:
A este lado del mundo:
Que si morimos es debido:
Por comer demasiado-
De tanto llenar la barriga:
Es decir de mucho tragar:
-Morimos de obesidad-
El Señor que nos visita
Mientras dura su visita:
Han muerto más de un millar,
Mañana será lo mismo,
Más de lo mismo será.
El hambre no la paramos rezando,
Por muchos millones que oremos,
Ni por la cantidad de alimentos,
Que-asimismo-les enviemos:
     ¿Cómo es posible?
Que al irnos a descansar:
¿Podamos conciliar el sueño?
Es decir, quedarnos dormidos:
     –Así, sin más—-
No creo que deba ser así,
Hay que hacer algo más:
Y hay que hacerlo ¡Ya¡
A este lado del mundo:
Nosotros de espectadores:
Rezar antes de comer,
Después de cenar también,
Al final de cada oración,
-simplemente-“Amén”
Aquí se vive muy bien.
Seguro que moriremos,
Ahogados en la codicia,
Ahorcados por la lengua
Muy lejos del Jordán,
No tendremos la suerte:
Aquella que tuvo Juan.
A nosotros no nos salva:
-Ni el pan ni la caridad-
En realidad hemos muerto:
"Ya estamos mudos"
Nuestra alma ha perecido
La perdimos hace tiempo.
El Señor que nos visita:
No pasa ninguna necesidad,
Los que le acompañan:
No les falta de nada
Opulentos por demás,
Mensajeros de la farsa,
Conversos de la verdad.
Los verdaderos culpables:
     -Nosotros-
Por escuchar:
AL Señor que nos visita:
-No debemos recibirle-
Cariñosamente decirle:
Que no vuelva jamás.
………………
Debemos ayudarles de verdad:
Erradicar todas las hambrunas
Terminar con estas pesadillas:
No dejar morir ni una persona más
Cuando lo consigamos, podremos:
Conciliar el sueño, vivir en paz.
…………………………..
Desde la “conciencia perdida”,
...........................
Pregunta ¿Sin respuesta?
"A este lado del mundo"
"Chateamos/conversamos":
Cosa-habitual-Hablar:
Igual que alimentarnos:
Lo hacemos-a diario:
   "Hablar por hablar":
 "Las 24horas del día"
Comentar con quién sea:
Que nos quiera escuchar:
Otra cosa, es que queramos:
Contestarnos-sinceramente-
A la pregunta impertinente:
¿Conciliamos bien el sueño?
A pesar de conocer, pues:
Que al otro lado del mundo:
Muere muchísima gente:
Por no tener para comer.
http://isaespi.blogspot.com.es/2011/09/el-senor-que-nos-visita.html

No hay comentarios:

Publicar un comentario